Cómo sobrevivir a la primavera con la masturbación doméstica

orgasmo_shutterstock_120584338

El tabú de la masturbación entre las mujeres comienza a estar pasado de moda. Cada vez más, ese gran secreto masivo (porque sí, todas lo hacemos) sale a la luz y retumba en los oídos de todos aquellos que llevaban años deseando escuchar nuestras confesiones más ocultas. Además, la cama ya no es el escenario principal, nuestras continuas ganas de experimentar nos han llevado a descubrir nuevos lugares del hogar.

 

Compartir es vivir

Ponerte en un sitio visible y dejarte ver puede ser más excitante de lo que crees. Fantasía para unos o algo simplemente muy excitante para otros, dejarse observar mientras nos estamos observando se convierte en una situación de lo más erótica. Pero, de hacerlo, hacerlo bien. Tenemos que ser discretas y que todo parezca una pura coincidencia, esa ventana cercana o el calentón en la terraza nos mantendrán el secreto.

Sexo con tu webcam

Resulta efectivo tanto si es con tu pareja como con alguien que acabas de conocer por internet. En este caso, deberemos tener siempre cuidado de que nuestras imágenes más íntimas no salgan un mal día a la luz. Nunca sabemos con quién estamos hablando realmente y no queremos que nuestro placer se convierta en nuestra peor pesadilla. Utilizar máscaras o algún tipo de objeto que cubra sutilmente nuestra cara le dará morbo y ayudará a mantener nuestro anonimato. Si tenemos esto claro, tapujos fuera y a ¡disfrutar desde casa!

Entre vapores

Un clásico ya conocido por todas es el momento del baño con final feliz. Ese momento de intimidad, entre el vapor y el calor, son los mejores preliminares para que el chorro comience a aumentar sus posibilidades y se deslice poco a poco hacia zonas profundas. En el caso de ir más allá, como recomendación deberíamos colocarle un preservativo, ya que se podría convertir en un foco de infecciones en nuestro interior.

El roce hace el cariño

¿Alguna vez te has parado a pensar en que tu casa es un juguete sexual gigante? Ni te imaginas la de usos que pueden tener un cojín, el pico de una mesa o incluso el inocente marco de una puerta. Se trata de una técnica llamada fricción, comúnmente conocida como frotarse.

Ser un mirón excita

A tu pareja seguro que le gusta formar parte de tu masturbación doméstica. El simple hecho de que se ponga delante tuya y te mire mientras lo haces puede resultar de lo más excitante para los dos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>