Iniciación del buen amante

shutterstock_37776751

Ser un buen amante no está al alcance de todo el mundo. ¿Eres atento, discreto y sabes dar placer? Existen una serie de características que deberías tener para entrar en la GABA (Gran Academia de los Buenos Amantes).

Me llaman Don Generoso

Si te piden la mano, ofréceles el brazo. Que la prioridad sea el placer y dedicación a la otra persona indica que vamos por buen camino. Nunca debemos de olvidarnos de nosotros mismos ya que se trata de una relación recíproca, pero escuchar sus fantasías y deseos ayudará a que tu papel como amante tenga más futuro.

Descubriendo el cuerpo humano

Tanto a hombres como mujeres nos  gusta que la otra persona experimente con zonas del cuerpo antes inexploradas. Si te has quedado en blanco y no sabes de qué te estamos hablando te nombramos algunas para que les des uso esta misma noche: los pies, esos grandes y lejanos desconocidos resultan una de las zonas más placenteras debido a sus múltiples terminaciones nerviosas; las manos, zona menos erógena que la anterior pero con la que también podemos jugar; el cuello…el cuello…qué lugar tan excitante y tan olvidado; las orejas, lo que ellas pueden llegar a escuchar nunca se lo dirán a nadie.

¡A jugar!

Los juguetes sexuales suelen pasar al fondo del cajón en una relación estable, y se trata de un completo ERROR. Con ellos comparten cajón lubricantes, aceites y demás familia que, volviendo al punto anterior, resultan unos buenos aliados para calentar el ambiente.

El tiempo es oro

Sé un buen amante, regala tiempo. Sorprender con una cita inesperada en la habitación de un hotel o en algún lugar recóndito, hará que la otra persona se sienta especial y halagada. Señales evidentes que progresas adecuadamente.

Sin ataduras

Aprendamos a diferenciar algo básico: proponer una aventura Vs. Obligar a hacerla. Ten claros los límites para que la segunda no forme parte de tus planes y disfrutar juntos de nuevas experiencias.

Vamos a hablar

Sin comunicación no se va a ningún lado (como amante, en la vida real también podéis aplicar este consejo). Que no te resulte una pérdida de tiempo pararse un momento a hablar, es la mejor forma de saber qué es lo que le gusta o lo que le gustaría hacer.

Un poco de agüita

Hay cosas que no deberíamos tener que decirlas, pero nunca se sabe con quién estás dando. Uno de los requisitos para ser un amante de categoría, es ir siempre como un pincel, o lo que es lo mismo, buena presencia. No hace falta que saquemos nuestro traje de la última boda, la vestimenta es importante pero tampoco hay que emocionarse. Una duchita antes y otra después, una colonia que embriague pero no ahogue y esa ropa que te pondrías un sábado noche son indicios de que tu título de la GABA ya está cerca.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>