Lección 3: Seduce también de día

Seductor de dia

Aunque nos sintamos más cómodos/as cuando cae el sol, tampoco nos debemos olvidar de las horas de luz. Los momentos cotidianos que vivimos durante el día, son en realidad un escenario luminoso donde dejarnos ver y seducir sin necesidad de unas copas. Pero cuidado, porque las tácticas a seguir no tienen nada que ver con las nocturnas, olvidémonos de los métodos de cortejo para dar paso a la frescura y naturalidad.

Punto 1: Hablamos de situaciones cotidianas

¿Qué queremos decir con esto? Que, a diferencia de los ámbitos de ligue a los que estamos acostumbrados (fiestas, discotecas, pubs…), durante el día los bailes y las copas se transforman en el lugar de trabajo y los cafés en el bar de la esquina. Aunque en un primer vistazo veamos casi imposibles nuestras oportunidades de éxito, no debemos menospreciar nuestras opciones.

La monotonía es aburrida. Madrugar entre semana, coger el transporte, pasarnos la mitad del día en nuestro trabajo y de nuevo a que el transporte nos devuelva a casa. Es por eso que la mayor parte de la población está deseosa de que algo o alguien transforme su día rutinario en una anécdota.

Leccion2_01

Punto 2: Cómo debemos actuar

Durante la noche, las personas suelen estar más reacias a que alguien desconocido se acerque. Por el contrario, mientras el sol inunda las calles jugamos con la ventaja de la espontaneidad. No será tan necesaria esa frase original para romper el hielo, sino que simplemente con alguna pregunta inocente cómo ‘¿a qué hora pasa el siguiente bus?’ o comentarios agradables del estilo ‘qué buen día hace hoy’ serán nuestros perfectos aliados. Estas formas ‘light’ de acercarnos a quién nos llama la atención, son mucho más sutiles y sobretodo creíbles que si lo hacemos en la barra de una discoteca.

Leccion2_02

Punto 3: Precauciones a tener en cuenta

Pero no todo va a ser coser y cantar, también debemos actuar con cuidado. La sutileza y naturalidad son unos factores imprescindibles a tener en cuenta. Si alguien se siente incómodo/a o intimidado/a entonces significa que no estamos haciendo las cosas bien. Debemos dar la sensación de despreocupados, sin mostrar demasiado interés hacia esa persona para crear un ambiente relajado y distendido.

Si percibimos que estamos estirando demasiado la conversación sin obtener los resultados esperados, es mejor proceder a una retirada digna y no salir perjudicados moralmente de la experiencia.

Punto 4: Cuál es la recompensa

Las dificultades de éxito son mayores, por lo que la recompensa será mucho más satisfactoria. A plena luz del día, con todas tus perfecciones e imperfecciones a la vista, sin ningún tipo de estupefacientes que nublen la realidad ni ropa de sábado noche, si triunfas, puedes darte un par de palmaditas en el hombro porque realmente ¡eres una fiera diurna!

Leccion2_03

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>