Lección 5: Cómo NO cagarla cuando todo está saliendo bien

scott-pilgrim-image

En el arte de seducir no sólo se incluyen los momentos propios del cortejo o ligoteo, también es fundamental saber cómo actuar si las cosas van viento en popa para no tirarlo todo por la borda. Un paso en falso y todo lo que hemos trabajado en lecciones anteriores se desvanecerá como arena del desierto. Nadie quiere semejante desgracia, así que poner en alerta todos vuestros sentidos porque vamos a enseñaros cómo:

1.- Mantener siempre la compostura: no debemos mostrar muy abiertamente nuestra alegría interna o eso será sinónimo de desesperación para la otra persona. Es decir, los saltos de alegría que damos por dentro ahí se deben quedar, nunca los mostraremos por fuera (evitar saltar y gritar en público nos evitará muchos disgustos).

felicidad baile

2.- No caer en el exceso de confianza: es muy común confiarse, pensar que ya lo tenemos todo ganado y que nuestro subidón de autoestima nos juegue una mala pasada. Debemos seguir alerta hasta el último momento, así, si se tuerce, el golpe no será tan doloroso.

alerta

3.- Mantener el plan establecido: si nuestra intención era continuar la cita en un pub, yendo a cenar o en tu casa llena de velas y pétalos de rosa (nunca caigáis en este tópico al primer encuentro si no queréis que salga corriendo) debemos mantenerlo. No adelantemos acontecimientos. Nuestra fortaleza momentánea puede hacernos pensar que la cena o la copa previa ya no son necesarias y proponer directamente que vea la decoración de tu cuarto. Cuidado, ya que las señales no siempre son lo que parecen y podemos estar confundiendo sus intenciones.

american beauty

4.- No informar a familiares y amigos de tu situación: un momento en que la otra persona vaya al baño o despiste su mirada de nuestro móvil, puede hacernos caer en la tentación de escribir mensajes a nuestros allegados para compartir nuestro éxito. Eso es un arma de doble filo, rogamos mucha precaución. Un mensaje tipo “esta noche pillo” o “la tengo en el bote” están pidiendo a gritos una respuesta del mismo nivel. Problema: cualquier despiste o descuido puede hacer que el chico o la chica lo vea y piense que en vez de un beso nos merecemos una colleja. ¡Choca esas cinco campeón!

high five

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>