Lección 7: Cómo mantener el  sexappeal con el tiempo

sex appeal

Una idea errónea y de uso común es pensar que, una vez ya hemos conquistado a la otra persona, nuestro trabajo como seductores ya ha terminado. Confiarnos es un grave error que la mayor parte de la población tiende a cometer. Debemos tener algo muy claro, sacar papel y boli si hiciese falta: la seducción comienza en el momento que queremos conquistar, continúa si conseguimos mantener una relación con ella y únicamente termina si el amor va a pique. Como bien habéis leído, continúa durante la relación. Di adiós a las comodidades e intimidades que pueden romper con todo el sexappeal de pareja, cosas como descuidar nuestro aspecto físico o los detalles y sorpresas que mantengan viva vuestra llama.

Cosas que no debemos abandonar por estar en pareja

Aspecto físico. La tendencia es la siguiente: no maquillarnos o prepararnos tanto cuando tenemos una cita (si, siguen siendo citas aunque seamos pareja), no pasarnos una hora delante del armario para ver qué nos vamos a poner, dejar la lencería sexy en el fondo del cajón o solo para una ocasión muy muy especial, engordar, y, por norma general, descuidarnos de cuerpo entero. ¿Cuáles son las consecuencias de estos actos involuntarios? Que nuestra pareja deje de vernos con esos ojos que dicen a cada segundo “cómememe”, se perderá el apetito sexual, la fogosidad y con ello la llama del amor se irá apagando poco a poco.

disgust

Nuestras intimidades, para nosotros. La confianza da asco, y en muchos casos esta frase se vuelve literal. ¿A qué nos referimos? Actos íntimos como las flatulencias, eructos, hacer aguas mayores mientras la otra persona está en la ducha y un sinfín de actos que pueden perjudicar poco a poco a vuestra relación. La confianza está bien pero todo tiene un límite.

pedo

Velas por sorpresa. ¿Hace cuánto que no tenemos un detalle o una sorpresa con nuestra pareja? No resulta efectivo que, en el momento de la conquista se encontrase una noche si y otra también con la cama llena de pétalos y ahora, después de meses, no preparemos ni una cena romántica en el salón. Esto no puede ser, no podemos cargarnos nuestro esfuerzo durante semanas tan fácilmente. En nuestras manos está tomar las riendas y hacer que todo fluya como una balsa de aceite, manteniendo la libido y el romanticismo como bandera.

after sex

Y ahora, deja a un lado el papel y el boli y comienza a preparar tu velada de esta noche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>