No todo lo que brilla es oro

aburrida_shutterstock_25527418

¿A cuántos no nos ha recorrido el miedo por el cuerpo al sentir que nuestra pareja nos está siendo infiel? Todos tendemos a pensar que aquella persona que queremos nos está haciendo “cornudos”, pero, por lo general, para llegar a esta conclusión estamos siguiendo las pistas equivocadas. Para poder comprenderlo mejor, debemos evitar aquellas ideas erróneas que nos guíen por el mal camino:

1. No es cuestión de físico: por lo general, aquellas personas con las que se es infiel son menos atractivas físicamente que la pareja.

2. La creencia popular no entiende de estadísticas: según un estudio realizado por Ragnar Beer, un psicólogo de Goettingen, gran parte de la población cree que el 44% de los hombres casados y el 36% de las mujeres son infieles. Al contrario de lo que piensa la mayoría,  la realidad demuestra que sólo el 28% de los hombres casados y 18% de las mujeres lo son (o admiten serlo).

3. El dinero no hace la infidelidad: por regla general, los hombres lo son con mayor frecuencia, aunque esto aumenta si se trata de hombres con muchos ceros en su cuenta corriente, marcando la diferencia con aquellos que tienen problemas económicos.

4. Una noche sabe a poco: sólo 12% de las mujeres infieles y 15% de los hombres casados tuvieron aventuras de una sola noche. Alrededor de un 60% declararon que la aventura duró más de un mes.

5. Infieles entre rejas: en Estados Unidos, concretamente en los estados de Michigan, Minnesota y Carolina del Sur, ser infiel está considerado ilegal. Por gracia de muchos, esta ley normalmente no es aplicada.

6. Cabeza Vs Cerebro: el 65% de las mujeres se sienten más tristes si su pareja se enamorase de alguien más, mientras que el 53% les ocurriría lo mismo si su pareja tuviese sexo con otra persona.

7. La culpa para quien la quiera: a pesar de que el 71% de los encuestados afirmaron que no está bien ser infiel, dos tercios de ellos declararon que no se arrepentían de haberlo hecho.

8. Infidelidad con felicidad: el 56% de los hombres que tuvieron affairs dijeron que en el momento se sentían felices con sus matrimonios, y un 34% de las mujeres declararon sentirse de la misma manera.

9. Las secuelas terminales: del total de personas que sufrieron la infidelidad de sus parejas, solo un 19% terminaron sus relaciones en el momento en que se enteraron de la traición. El  22% rompieron con sus parejas poco después porque la relación no pudo recuperarse.

10. Un soplo de amor: en el momento de preguntar a aquellas personas que no han sido infieles, el 75% declaró que se sentían demasiado enamorados como para considerarlo, y el 68% dijo que no lo harían por miedo a perder su pareja.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>