Lección 2: Conviértete en una fiera nocturna

hortera-FINAL

Sácale partido a la materia prima. Explótala y moldéala a la imagen y semejanza de un auténtico depredador/a. Consejo número uno y más importante: quiérete mucho. A ojos ajenos no hay nada más atractivo que una autoestima alta y la seguridad en uno mismo. Advertimos para aquellos que no sean muy amigos de los límites que, todo se puede volver en su contra y, ese atractivo, terminará por confundirse con un egocentrismo  o el excesivo amor de una madre. Esto puede echar abajo años de entrenamiento, no nos conviene.

chuleria

¿Cuánto hace que no nos miramos detenidamente delante de un espejo? Y cuando decimos mirar, nos referimos más bien a observar, con todo tipo de detalle para contemplar esta materia prima con la que llegamos al mundo. Aunque pensemos que ya nos tenemos muy vistos, es necesario saber cuáles son nuestros puntos fuertes y de qué carecemos. Nadie es perfecto, eso lo sabemos, pero podemos sacarle partido a nuestra imperfección, optimismo ante todo. Un ejemplo para que esto quede más claro: si tenemos unos ojos bonitos deberíamos potenciar nuestro factor mirada, si por el contrario nuestro punto fuerte es la sonrisa, procuremos mostrarla alegremente a los que nos rodean.

mirada

Ya visto que podemos ser una mina de oro, pasemos al siguiente paso. Una cosa es la materia prima y otra muy distinta lo que le pongamos encima. Aunque sea complicado en estos tiempos que corren, un estilo propio servirá para destacar frente a la ‘competencia’. Solo tienes que mirar un poco a tu alrededor y darte cuenta que la variedad brilla por su ausencia. La información es poder, y gracias a este artículo tienes conocimientos que otro ser humano cercano desconoce. Recomendamos no tener como modelo a seguir a algún famoso que idolatremos ya que se puede quedar en una imitación low cost que tire abajo toda nuestra táctica. Con imágenes todo se entiende mejor…

imitacion cristiano ronaldo

Parece que va quedando claro. Otro punto del que no queremos evitar hablar es de cómo se desliza nuestro cuerpo por la pista cuando suena una canción que nos gusta. Es bueno que la gente nos vea disfrutar, es síntoma de alegría y eso suma puntos. Pero los límites entre la emoción y el ridículo son de lo más delicado, y más aún cuando el alcohol se ha hecho con el control de nuestro sistema motor. Un baile sensual, sexy, que te haga atractivo/a es difícil de conseguir, pero para ello no hace falta que nos apuntemos a una escuela de baile, basta con aprenderse un par de pasos que se nos den bien y adaptarlos a cualquier canción. Con estilo propio y de forma segura, que no se diga que no llevas el ritmo en la sangre.

baile negro

Tampoco queremos que salgáis esta noche de casa con la mentalidad ya anticuada de ‘¿te invito a una copa’? En el momento que pronunciamos estas palabras malditas, nuestra cara pasa de decir ‘que guapo/a soy que tipo tengo’ a ‘estoy deseperado/a’ y eso no nos viene bien. Actúa como un repelente anti ligues y nos deja con la cartera vacía. Recompensa de sacar los billetes a pasear = 0.

Para tratarse de una clase avanzada, con estos primeros consejos tendría que valer para, por lo menos, ir tirando. Y si ves que nos quedamos cortos, abrimos nuestro buzón de ruegos y preguntas (poniendo un comentario en este post) que contestaremos lo antes posible para que el mundo vea la fiera que llevas dentro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>