Sexo oral bajo el agua

02-couple-bathtub-quickie-main

El arte del buceo puede llegar a límites insospechados. Si a eso le añadimos la creatividad de la mente humana y un ambiente íntimo los fuegos artificiales están más que asegurados. La llegada del verano también es un factor importante a tener en cuenta: temperaturas elevadas, hormonas disparadas, ambientes erótico-festivos a orillas del mar…con todo esto, ¿a quién no le apetecería una buena sesión de sexo oral acuático? Por no hablar de todo lo excitante que le rodea…riesgo de ser vistos, colarse en una piscina privada, en la ducha del hotel, jacuzzi, que os pillen en la playa…y un largo etcétera. Para que no nos quede nada en el tintero, en Guía Separados pensamos que sería útil comentar estas posibilidades con más detalle, para que después no haya sorpresas.

piscina

El lugar más concurrido e idílico podríamos decir que es la playa. La arena, la banda sonora de las olas, el reflejo de la luna sobre el agua y la oscuridad no hacen si no invitarte a disfrutar de su encanto en compañía. Y por si todo esto no fuese suficiente, existe además la excitación de poder ser sorprendidos in fraganti por cualquier paseante nocturno. Si veis que el transeúnte lleva placa y porra lo mejor que podéis hacer es recoger la ropa y echar a correr si no queréis que la experiencia os salga por un ojo de la cara.

correr Johny deep

Cuando hablamos de ‘sexo oral acuático’ algunos lugares como las piscinas, tanto privadas como públicas, no pueden faltar. El mismo morbo del voyeurismo que existe en los demás lugares públicos hace que las personas pensemos en esta experiencia como una fantasía a cumplir. En este caso, si se trata de una piscina privada los riesgos son prácticamente mínimos, ya que cada uno en su propiedad hace lo que quiere. Riesgos comunes a tener en cuenta: ahogamiento, irritación ocular a causa del cloro o pérdida de fluidos no deseados en la masa de agua.

piscina erizo

No debemos limitar nuestras posibilidades, el agua es un bien preciado que debemos aprovechar. Sería un gran error por nuestra parte olvidarnos de lugares tan eróticos como un jacuzzi, una ducha o su hermana mayor la bañera. Depende su forma y tamaño nuestras posibilidades estarán limitadas, es ahí donde entra esa gran capacidad humana llamada imaginación. Aunque la parte racional también debería estar presente para evitar resbalones, demás ahogamientos o asegurarnos de que los aparatos eléctricos se encuentran a una distancia razonable.

ducha nigger

El verano es una de las mejores épocas, por no decir la mejor, para aprovechar el aire libre como nuestro escenario sexual. Las hormonas fluyen libres y el placer está a la orden del día pidiendo ser disfrutado. Y la cuestión es,  ¿a quién no le apetece una ración de sexo oral bajo el agua?

oh yes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>