Sin tetas, hay paraíso

sin tetas hay paraiso

Acércate a un grupo de solteros, que ronden aproximadamente los 30 años, y deja que las estadísticas canten. Seguramente, uno de ellos siga apareciendo en el planning de tareas de un piso compartido, otros seguirán conservando sus años universitarios sacando las últimas  asignaturas, alguno vendrá de dejar a los hijos en el colegio y habrá quien se pase los días buscando desde un trabajo hasta su objetivo en la vida.

Para conocer mejor los tipos de solteros distintos que existen dentro de la masa de la sociedad, vamos a dividirlos en categorías, ¿con cuál te sientes identificado?

1. Un “lotengotodo”

Un soltero el cual su perfección no tiene cabida en el mundo moderno. Es inteligente, con buenos estudios en la mejor universidad, practica deporte porque su cuerpo lo merece, amante y practicante de la música, no hay fronteras que él no haya cruzado (por lo menos una vez), y, además, su espejito dice que es el más guapo del reino. Y como no, cuenta con una cómoda vida laboral, sin llegar a la adicción pero con tendencia a disfrutarla pudiendo combinarla con una futura familia.

Lo que un “lotengotodo” echa únicamente en falta es una chica “quetambiénlotengatodo” para poder así cerrar su círculo de perfección.

01_soltero

2. El devuelto a la vida

No es recordado más allá de sus años de noviazgo duradero, donde pasaba los años aparentemente feliz y con un final entre arroz y campanas sabido por todos. Pero, a modo de giro inesperado ha sorprendido a todos con algo que ha hecho perder muchas apuestas: una ruptura.

Es ahí donde renace de sus cenizas cual Ave Fénix y decide comerse el mundo, para el ya caducado. Comienza con pasos torpes e inexpertos esa nueva vida de soltero, más feliz que nunca y con una única cosa segura: esta noche toca fiesta.

02_soltero

3. Un Romeo y Julieta

Si conseguir una media naranja ya supone una misión imposible al más estilo Tom Cruise, cuando las presiones sociales y étnicas se interponen en el camino, todo se convierte en un drama. La rebelión inicial ante la familia termina por desistir y convertirse en un “de acuerdo”, aunque las citas a ciegas sigan siendo el pan de cada día.

03_soltero

4. El odio no es bueno

Y menos aun cuando es compartido. Este tipo de hombres solteros tienen como mayor afición odiar a las mujeres, y como no, este sentimiento es recíproco. Desconoce totalmente los entresijos del sexo opuesto, pero su marcador de ligues y relaciones esporádicas subirá más que la espuma.

Vivió una época dorada donde escupir basura por la boca se consideraba algo atractivo. Ahora, dedica su tiempo a cazar bajas autoestimas.

04_soltero

5. Forever old

Jugar a ser Sandro Rey y querer adelantarte en todo lo que hagas puede pasarte una mala jugada. Al “Forever old” le gusta crecer antes de tiempo, jugar con su novia de la universidad a las familias y regalarse anillos de boda hechos artesanalmente. Se da cuenta que no es lo suyo, que aún tiene un “2” que da preferencia a su edad y que quiere seguir jugando.

Problema: darte cuenta que la vida que desechaste por quererla tan pronto, unos cuantos años más tarde es la que precisamente estarás buscando.

05_soltero

6. Pienso, luego desisto.

Por último tenemos a aquellos solteros de oro que, después de probar todo lo imaginable, han decidido dejar a un lado la  “búsqueda de la novia perdida” como si de un Indiana Jones se tratase, para centrarse un poco más en su ombligo.

Realmente, nunca ha sido una persona de insistir (en lo que a relaciones se refiere), aunque lo que importa es participar. No es gran amigo de los bares y las citas por internet no van con él, a cambio la videoconsola y esa cachimba olvidada vuelven a ser sus mejores amigos.

06_soltero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>