Soy infiel, pero tengo mis razones

3929-000026

Con San Valentín pisándonos los talones, todo se vuelve más romántico. Tu pareja parece ir a cámara lenta y desprender una luz casi divina que te deja completamente anestesiado. Pero no debemos dejarnos atontar por un gordito en pañales que se cree el Légolas del amor. Cada vez son más las situaciones de pareja que desembocan en aquello tan temido e innombrable: las infidelidades.

Como tradición popular, generalmente son los hombres los que se llevan la fama, sin embargo, cada vez son más las mujeres que se apuntan a esta “nueva moda”. El Journal of Couple and Relationship Therapy afirma que alrededor del 55% de las mujeres casadas o comprometidas han sido infieles en algún momento de su relación. Dentro de este número, el 90% reconoce que no está bien pero, una serie de factores como su ambiente de trabajo o intenet y webs de citas, hacen que continúen manteniendo relaciones con terceras personas.

Para aquellos que ven imposible aceptar o entender cualquier acto de infidelidad, en Guía de Separados proponemos algunas de las razones por las que se podría llegar a ella:

1. En busca del éxito perdido.

¿A quién no le gustaría compartir su vida con alguien inteligente, interesante, y ya puestos con éxito? Hay gustos para todo, pero en este caso las encuestas hablan por sí solas. En España, los resultados muestran que una de las causas por las que buscamos un romance extramatrimonial es por la búsqueda del éxito ausente de nuestra pareja.

2. Vacaciones de relax

Imaginaos una isla paradisíaca, con sus palmeras, sus rayos de sol que calientan tu mojito recién preparado por un musculoso atractivo. Si lo habéis hecho bien, tendréis la sensación de estar en el limbo. Y que mejor escenario que ese para dejarse llevar y realizar una inofensiva aventura. Como dice la escritora Gisela Runte en su libro ¿Por qué somos infieles las mujeres?, las vacaciones se consideran lugares que, debido a las diferencias climáticas y culturales, excitan los sentidos y fomentan el deseo de “cometer una locura”.

3. V de vendetta

La sexóloga y psicóloga de la Universidad de Chile Muriel L’Oisseau explica que, el sentir indiferencia y descuido por parte de nuestra pareja, incita a que la traición ronde por nuestra mente. Así mismo, también puede considerarse una táctica de prevención, siendo el primero en jugar esta baza y evitar que su pareja se adelante al romance.

4. Chute de autoestima

También conocido como “una patada en toda la entrepierna”. ¿A quién no le gusta sentirse deseada? Si tu pareja ha abandonado este importante aspecto dentro de una relación, la infidelidad puede aparecer como solución para demostrarle cómo otras personas lo tienen más presente.

5. Madre no hay más que una.

Uno de los motivos menos comunes (o por lo menos debería serlo) son aquellas personas cuyo apego por sus madres roza lo conocido como “mamitis”. Una encuesta realizada en España advierte que, al dejar a nuestra pareja en un segundo plano desplazándola por nuestras siempre queridas y amadas madres, puede ser una razón más que suficiente para terminar con ellas viendo el Sálvame Deluxe.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>