Una fantasía vale más que mil palabras

Sexual games

Cuando la imaginación se dispara ya no hay quien la pare. Muchas veces intentamos evadirnos, nuestra mente se escapa y fluye por fantasías llenas de placer y pasión. Estos pensamientos rondan por todas las cabezas, desde aquellas solteras deseosas de una noche ardiente, como aquellas comprometidas con anillo en mano.

Para obtener más información sobre este mundo oculto de las fantasías, la Universidad canadiense de Montreal ha realizado un estudio con un total de 1.500 adultos (mitad mujeres y mitad hombres). En él, llevaron a cabo cuestionarios sobre su vida sexual para así conocer tanto aquellas fantasías que resultaban más comunes como las que se saltan los límites de la normalidad. Como resultado, se llegó a la conclusión de que la mayoría de las mujeres prefieren que esas fantasías continúen en su mente, mientras que los hombres por el contrario tienden a querer hacerlas realidad.

En el periódico británico Daily Mail, Anna Hodgekiss recoge algunas de las conclusiones expuestas en la investigación. Imaginarse en relaciones ajenas al matrimonio o en situaciones de sumisión son algunas de las propuestas más votadas. Las fantasías varían en función del género. De esta manera, las mujeres suelen dar rienda suelta a su imaginación con su pareja como protagonista, mientras que el sector masculino fantasea con cometer una locura extramatrimonial. A esta conclusión llega Cristiano Joyal, el autor principal de este estudio.

Además, ellas sienten más curiosidad por las situaciones de sumisión y dominación, mientras que ellos tienen como deseo el ver a sus parejas manteniendo relaciones sexuales con otras personas, practicarlo con otra mujer o el clásico trío con dos mujeres. Joyal también explica que los hombres “tienen más fantasías y los describen con mayor intensidad que las mujeres”.

Mientras que las fantasías sexuales femeninas suelen estar protagonizadas por sus propias parejas, “los hombres suelen fantasear más acerca de las relaciones extramaritales”. Así lo explica Cristiano Joyal, principal autor del estudio, quien destaca que los hombres suelen coincidir en “soñar” con tener relaciones con personas diferentes a sus parejas.

La investigación también tiene como objetivo sacar a la luz algunas fantasías sexuales consideradas raras o fuera de lo común, relacionadas con las parafilias (excitación sexual intensa ante la idea de practicar sexo con objetos, situaciones o individuos atípicos). En proporción, este tipo de fantasías suman un número mucho más pequeño que aquellas que entendemos como más “normales”.

Como explica Joyal, “sólo unas pocas pueden ser consideradas estadísticamente raras, inusuales o atípicas”. Es sabido por todos que las fantasías sexuales son tan distintas como personas en el mundo, pero como conclusión el estudio nos dice que, al final, todos coincidimos en caer en los tópicos y lugares más comunes.

 

 

 

One Response to Una fantasía vale más que mil palabras

  1. Maria Teresa Rioseco dice:

    Quisiera pertenecer a guía separado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>